VEN. RAMÓN IBARRA GONZÁLEZ

Su intervención es fundamental para la creación e impulso de la Obra de la Cruz. Al conocer el valor apostólico contenido en la inspiración de la Sra. Concepción Cabrera de Armida, resolvió apoyarla desde su condición pastoral para la consolidación de los proyectos.

Nació el 22 de octubre de 1853 en Olinalá, Guerrero. Ingresó al Pontificio Seminario Palafoxiano de Puebla en 1868, siendo un alumno brillante durante toda su formación.  Fue enviado a Roma en 1877 a estudiar en el Colegio Pío Latino.  Recibió el orden sacerdotal el 21 de febrero de 1880.

Durante su estancia en Roma obtuvo los siguientes grados: Licencia en Teología, Doctorado en Teología, Licencia en Derecho Canónico, Doctor en Derecho Canónico y Derecho Civil Romano, Doctor en Filosofía.

En 1883 regresó a México, a su Diócesis de Puebla, donde prestó diversos servicios apostólicos. En 1889, a los 36 años de edad, fue designado Obispo de Chilapa.

Estableció el Apostolado de la Cruz en 1895 en la Diócesis de Chilapa, y el 12 de octubre del mismo año en la cumbre del Tepeyac. El 7 de enero de 1896 solicita audiencia con el Papa León XIII para conseguir la aprobación del Apostolado de la Cruz.

En 1902 fue designado Obispo de Puebla, cargo que asumió con alto empeño. En 1904 el Papa León XIII elevó la Diócesis de Puebla a categoría de Arquidiócesis, siendo por tanto Mons. Ibarra su último Obispo y su primer Arzobispo.

En 1907 solicita al Papa la fundación de los Religiosos de la Cruz, nombre originalmente considerado para la congregación de religiosos que sería la quinta y última de las ramas de la Obra de la Cruz.

Solicita al Papa permiso para hacer votos como religioso, lo cual le es concedido con la condición de continuar siendo Arzobispo de Puebla.

El 16 de diciembre de 1913, el Papa Pío X aprueba la fundación de los Misioneros del Espíritu Santo, con dicho nombre en lugar de Religiosos de la Cruz.

El 25 de diciembre de 1914 preside la fundación de la congregación, con la presencia de la Ven. Concepción Cabrera de Armida y del Ven. P. Félix de Jesús Rougier.

Fallece el 1 de febrero de 1917. Se inicia su proceso de beatificación, y es declarado Venerable en el año 1990.  Sus restos se encuentran en la Catedral de Puebla.